El crédito hipotecario, es una opción que ofrecen las entidades bancarias para aquellas personas que desean comprar un inmueble y su costo es sumamente elevado, y por lo general no se encuentra dentro de su presupuesto, por lo cual se les hace necesario acudir a las entidades bancarias y optar por esta oportunidad de beneficio brindada. Para solicitar este tipo de crédito, es necesario  primeramente estudiar muy bien la oportunidad dentro de cada una de las entidades bancarias, con ello analizar de igual manera el porcentaje de pago, para adquirir el que más se ajuste a tu presupuesto y comodidad de pago. Toda persona desea adquirir una casa, especialmente para formar una familia, pero si bien es cierto los ingresos no cubren todas las necesidades deseadas, es por ello que surge esta oportunidad de préstamo.

Consideraciones a tomar en cuenta antes de solicitar el préstamo a la entidad bancaria

En primer lugar, antes de optar por la solicitud del crédito hipotecario son varios los aspectos a considerar, siendo cada uno de ellos muy importantes, especialmente para tu presupuesto. Se deberá realizar un previo estudio de cada una de las ofertas que ofrecen las distintas entidades bancarias que presentan la oportunidad de préstamo, para de esta manera poder adquirir la que mejor te convenga. En tal sentido, también deberás realizar las cuentas necesarias, para determinar tu capacidad de pago ante tal préstamo y el porcentaje correspondiente, dentro de esas cuenta calcula que el pago no exceda del 25% máximo 30% de tus ingresos obtenidos.

Otro aspecto importante a considerar, es que por lo general el pago de los préstamos representa años, por lo cual el pago no deberá representar una carga pesada para tu presupuesto.

Requisitos a recaudar para la solicitud del préstamo

Para la solicitud del crédito hipotecario el solicitante deberá recaudar lo siguiente:

  • Copia de la cedula de identidad, si es casa copia de la cedula de identidad de su cónyuge.
  • Planilla de solicitud del crédito.
  • RIF actualizado.
  • Estados de cuenta y balances personales.
  • Ser mayor de edad, además ser venezolano y estar residenciado en el país.
  • En caso de ser exigencia de la entidad bancaria, abrir una cuenta de no tenerla en la entidad bancaria donde se va a solicitar el préstamo.
  • También se deberá presentar una copia de la ficha catastral.
  • Finalmente, presentar título de propiedad de la vivienda sobre la cual versara la hipoteca.

Formalidades del establecimiento del préstamo

En primer lugar, entre las formalidades a cumplir para la solicitud de un crédito hipotecario, es con respecto a quienes lo solicitan  podrá ser solicitado por hasta un máximo de tres cosolicitantes, primeramente un solicitante principal, pudiendo tratarse de una comunidad de cónyuges y un familiar hasta el cuarto grado de consanguinidad o segundo grado de afinidad, los cuales deberán declarar el monto de sus ingresos como un grupo familiar ante la entidad bancaria para el cálculo de las cuotas a cancelar. En cuanto al monto total a considerar, se tomara en cuenta el monto total de ingresos mensuales de la familia que ha sido declarado previamente, de igual manera el pago de las cuotas comenzara a correr 30 días después de cumplidas todas las formalidades, dichas cuotas serán ajustadas al monto total de ingresos declarados.

Cada año los beneficiarios están obligados a presentar la planilla donde consten los ingresos devengados para de esta manera realizar el establecimiento de los intereses por generar. Los préstamos hipotecarios tendrán un máximo de 30 años. La aprobación del mismo por lo general no excede de 90 días, donde aprobado el crédito un asesor de la entidad bancaria procederá a la notificación para hacerle saber que fue aprobado y que deberá firmar un formulario para que comience a disfrutar del préstamo e inmediatamente comenzara a correr el plazo fijado así como también el pago de las cuotas establecidas, tomando en consideración siempre la capacidad económica para ejecutar la amortización de forma mensual, mediante pagos que se ajusten a el presupuesto de sus ingreso mensuales, sin representar mayores cargas que puedan afectar con lo respectivo a cubrir con sus necesidades y sustentos del titular y de igual manera de su familia quienes son  afectados directamente en la ejecución de deudas.