Hoy vamos a hablaros de la amortización de una hipoteca. Se trata de la reducción del monto de la hipoteca con la entidad prestataria y se realiza cuando tienes una cantidad de dinero ahorrada que empleas en reducir la hipoteca para ahorrar algunos intereses de la misma.

Hasta el año 2013, con unos años de movimientos en la desgravación de las hipotecas en España muchos poseedores de hipotecas con contratos firmados antes de 2013 tienen deducciones fiscales por el pago de la cuota de la hipoteca. Las compras realizadas a partir de ese año ya no pueden deducirse la hipoteca en la declaración de la renta.

Las amortizaciones se realizan para aprovechar al máximo la desgravación fiscal o para reducir los intereses pagados al banco. La amortización de una hipoteca se realiza a fin  de año, en el mes de noviembre o diciembre.

Tipos de amortizaciones

Amortización parcial

Se trata de una amortización por un monto que no llega a la totalidad de la hipoteca. Puede ser una pequeña amortización de 100€ o de 60.000€, dependiendo del banco o la entidad prestataria y las condiciones firmadas en su concesión. decimos esto, porque hay muchas cláusulas de “amortización mínima” y amortización máxima anual. Si te desgravas por tu hipoteca, lo que más te interesa es haber pagado a final de año un monto total de 9.040€ de la cual te beneficiarás del 15% que supone un total de 1.356€ para una sola persona.

Amortización Total

Se trata de una amortización del monto total de la hipoteca. Se puede dar por trasladar la misma a otro banco o por tener el dinero para poder realizar esta gestión. algunas entidades no permiten la amortización total hasta pasados unos años desde la firma del contrato.

Amortización en plazo

Se llama a este método de amortización parcial cuando reducimos el número de cuotas restantes de la hipoteca.

Amortización en cuota

Esta otra modalidad de amortización de una hipoteca parcial corresponde a cuando reducimos la cantidad que pagamos mes a mes por la hipoteca, sin que varíe el tiempo restante para finalizarla.

¿Reducir cuota o reducir plazo?

Existe un pequeño dilema en cuanto si es más beneficioso reducir la cuota de la hipoteca o hacerlo con el plazo. La mayoría de la gente coincide en que es mucho mejor reducir el plazo pues es lo que es más beneficioso para nuestro bolsillo a largo plazo. Otros sin embargo prefieren la amortización de cuota. Defienden esta teoría al tener más dinero mes a mes en tu bolsillo y poder acabar realizando un mayor número de amortizaciones parciales.